jueves, 14 de febrero de 2013

Brownie... De Corazon...



Hoy de nuevo un Brownie. Y de nuevo uno "made in" América. Me gusta acudir a la fuente. En esta ocasión he hecho el de  Amanda.

Pero... porqué hacer otra receta de brownie cuando estaba tan contenta con el del Ministerio??? Pues simplemente porque a una amiga mía (ejem) no le sale ese otro, y he querido buscar algo que salga si o si. Aunque a mi el de el Ministerio me sale siempre... :)

Y he acudido a Amanda porque, hasta la fecha, todo lo que he probado de su web, todo todito, ha salido delicioso. Y este clásico no podría ser menos. 

Igual de simple de hacer, debo decir que en casa ha gustado más el del Ministerio. Si bien es cierto que no va a sobrar nada de este... para la próxima vuelvo a mis orígenes...

Este está muy rico. Peeero no es el otro. Jejjee. 

He de confesar que tenía prisa por comer el brownie y lo saqué algo antes de tiempo (SIEMPRE HAY QUE HACER CASO A AMANDA) y se quedó algo "poco hecho" por el medio.... todo culpa mía. La primera vez que se hace una receta hay que seguirla al pie de la letra. Si me lo sé... pero esta vez me pudo el hambre...

Ingredientes:

2/3 taza mantequilla
140 gr chocolate hacer
1 3/4 taza azúcar
2 cucharaditas vainilla
3 huevos talla L
1 taza harina normal

Colocamos la fuente/bandeja de horno en el medio y lo encendemos a 180º. Engrasamos fuente de 22x22 cm. La mía era de 20x26. Es lo que hay en casa.

En un cacillo, derretimos la mantequilla y el chocolate. A fuego suave. Removemos constantemente. Se aparta del fuego y dejamos que enfríe un poco. 
En un bowl grande batimos el azúcar con la vainilla y los huevos. Si tenemos batidora eléctrica, lo dejamos 5 minutos a alta velocidad. 
Echar el chocolate derretido en esta mezcla, bajando la velocidad de la batidora al mínimo. Y luego la harina. Lo mezclamos lo justo para que se integre todo. 
Verter la mezcla en la fuente y hornear de 40 a 45 minutos. 
Pasado ese tiempo, dejarlo enfriar en una rejilla hasta que enfríe del todo. Un par de horas.

Yo solo lo tuve 35 minutos en el horno. Le faltaban 10 minutos sin duda. Culpa mía. 
Y no lo dejé enfriar del todo antes de probarlo... Era nuestro postre  y se nos había hecho tarde...


Pero luego si esperé... y esperé... hasta que enfrió del todo y ya lo podía cortar y preparar para regalar, para fotografiar, para guardar...
... y recordé que hoy es 14 de febrero... y aunque no nos es una fecha señalada... me pareció la excusa perfecta para no cortar el brownie en cuadraditos...

 
Excusa perfecta para darle... otra forma...


¿¿Se intuye ya qué forma es?



 ¡¡¡¡¡SI!!!!! 
Corazones. 
Montañas y montañas de corazones.
Con un poco de azúcar glass por encima... 
Mmmmm así no hay quien se resista. Aún sin ser el del Ministerio! jejeje

¿Y con qué podemos acompañar este postre... y hacer así una merienda completa para mis peques?


Fresas. Fresones. Riquísimos. Muy olorosos, carnosos y sabrosos. 



4 corazoncitos... y un fresón

Montaña corazones vista desde arriba



Tras varios corazones, la fuente de brownie quedó...




Un tanto fea. Pero cortando esas zonas feas en daditos pequeñitos, metido todos en su cajita, nadie diría que eran los restos de los corazones. Quedan unos bocados muy de picar a cualquier hora un poco de brownie...

Esta receta, no solo porque no lleva la cobertura de chocolate, sino por las proporciones en sí, es menos empalagosa que la del Ministerio. Habrá mucha gente que la prefiera precisamente por esto mismo. Y habrá quien haga esta receta y le añada por encima esa cobertura... Sea como sea... esto no es light! jajajaaaaa

Como me ha dicho hoy mi niña tras la clase de inglés: Happy Valentine's Day!!

1 comentario: