domingo, 10 de marzo de 2013

Nuevo vicio: LA MÁQUINA DE COSER


Primer intento

Este año los Reyes me han traído una máquina de coser. Llevaba tiempo yo diciendo que quería una, que haber cuándo me la compraba, que si Ikea tiene una a muy buen precio... 

Total, que los Reyes me la regalaron. 

Uff... a dónde iba yo con esa pedazo caja!!! Me llevó como una semana desperazarme y sacarla de la caja. 
Uff dónde meto yo esto en casa! 
Uffff qué pila de instrucciones!
Me llevó un mes ponerme con las instrucciones... (pereza). 
Y ya de la que saqué las instrucciones, pues la enchufé (venía con pedal y todo. Está claro que yo de esto no sabía nada de nada de nada...) para ir probando.... Pero ahí que las instrucciones debían venir en Chino, porque no me enteraba de una!!!

Hablando con Encarna, toda una experta en este tema, averigüé que las máquinas cosen con dos agujas, me explicó lo que es la canilla y más importante aún, cómo ponerla... y así un montón de cosas básicas en la costura que hicieron que las instrucciones, milagrosamente, se tradujeran al castellano.

Poco a poco, aprovechando siestas del bebé, y siempre con la ayuda de Encarna (le tengo mucho respeto a los cacharros nuevos, a ver si los voy a romper) empecé a hacer cosillas... Baberos.

Mi peque es una fábrica de babas. Necesitaba baberos. Urgentemente. Y a ser posible monos. Puesto que está todo el día con ellos... de qué me sirve comprarle ropa bonita, ya sea en el Lagarto o en Zara, si luego está todo el día con un babero puesto?

Me bajé al centro y compre un poco de una tela un poco mona. No muy mona, porque no la encontré. Y ala, a coser baberos!!!

El resultado? Caseros.

Vistos de frente, pueden dar el pego. Jajajaaaja

Los hice a lo fácil. Tenía pensado hacerlos desde cero, con la tela bonita por delante y luego una tela tipo toalla detrás para absorber bien las babas... pero se me ocurrió la idea de las ideas: forrar baberos viejos. Así me ahorraba el pensar en el diseño, y en materiales. Toda una idea. 





Por delante, como ya he dicho: monos. Pero bueno, con muchos fallos... No controlaba aún bien el pedal y a veces el exceso de velocidad no me dejaba controlar la tela como quería... pero bueno. 

Mi niña va ahora monísima con sus baberos de florecitas moradas. Le van con todo.

Pero me harté de tanto babero igual.... ¡¡lo que da de si una cuarta de tela!!!

Así que con lo que quedó le hice una braga cubre-pañal. He aquí la braga en cuestión:



Bueno.... para ser una principiante... no está mal, no??? 
Como la braga así era un poco sosa... le cosí el piquito ese... 

Esto, con una blusa blanca, y leotardos y chaqueta de lana casera color morado o rosa o malva = PEDAZO GUAPA QUE VA MI PEQUEÑA!!! Ah! por supuesto, con el babero a juego... jajajaaaaa


Al ver que me ha picado el gusanillo de la costura,  mi suegra me dio retales de telas que tenía por casa... Y a seguir cosiendo!!!


Primero un par de baberos más: Las flores moradas me sacan de quicio. Jajajaa

Ahora baberos de cuadraditos



Pero como ya había hecho 7 baberos o más... pasé a otra cosa. Bolsas. 




La grande de rayas la uso para meter todos los retales, puntillas y demás cosas que tengo ya... ¡¡Cómo he podido estar estas semanas sin ella!! jajajaa

La chiquitita... pues todavía no lo se. Pero es monísima.




Ahora estoy con esta tela. Estoy haciendo un vestido. Ya lo mostraré.


2 comentarios:

  1. Gabi soy Eva me encanta a que no me enseñassssss

    ResponderEliminar
  2. Claro que si.....
    Podríais venir a casa un sábado/domingo... y mientras el horno trabaja, nosotras cosemos!

    ResponderEliminar